Barcelona, 2015

Reforma integral de un ático de 30 m2 + terraza de 25 m2 en la calle Còrsega, barrio de l’Eixample.

En este proyecto el reto principal era conseguir que este pequeño apartamento se dividiera en dos espacios, una principal de día, con salón – comedor y cocina – office, y un espacio de noche, con una habitación doble y lavabo. Se aprovechó un pilar de grandes dimensiones para crear un mueble de pladur, que por el salón era una estantería y por la habitación una mesita de noche tipo hornacina.

El poco espacio hace que el ingenio aflore para buscar el aprovechamiento de cualquier rincón, sin que esto comporte cargar el espacio visualmente.