Proyecto final de posgrado, ganador del premio plata ‘Ei’ ELISAVA 2015.

La reforma del ático del Instituto Francés de Barcelona parte de dos condicionantes básicos que han estado presentes a lo largo de todo el proceso de diseño, por un lado el cliente, un autor de musicales canadiense donde habitará parte del año y desarrollará sus creaciones teatrales. Este programa debe compaginar con dos habitaciones para invitados del Instituto normalmente ajenos al artista.

Por otro lado, el hecho de que el proyecto inicial sea obra de un arquitecto de tal magnitud como José Antonio Coderch, me conlleva a tomar decisiones de intervención a modo de acupuntura, respetando la arquitectura preexistente tan identificativa de este arquitecto.

Partiendo de estas premisas, mi propuesta se basa en conceder 3 espacios con 3 formas de habitar distintas como es la zona de invitados, la vivienda principal y el teatro, de manera única, sin fronteras entre ellos pero manteniendo la intimidad que se merece cada espacio.

Otra de las decisiones de proyecto es no sólo conservar las preexistencias que valen la pena en el proyecto de Coderch, como son los retranqueos de fachada, sino de ponerlas en valor mediante diferentes entrategias. Además la nueva intervención propone recuperar algún gesto coderchiano com son las curvas utilizadas de forma puntual o los juegos de luz.

La decisión de mantener viva la esencia de Coderch en este proyecto sobrepasa las decisiones puramente formales. El trabajo a escala humana y la luz como elemento generador son los que realmente hacen una casa habitable, rasgo diferencial de la arquitectura de Coderch y lo que realmente quiere ser este proyecto.

Más info aquí